Razones para leer “La expiación” de Ocampo

Hoy te comparto mis razones para leer La expiación de Ocampo, cuento publicado en la Antología de la literatura fantástica, colección seleccionada por Adolfo Bioy Casares, Jorge Luis Borges y la misma Silvina Ocampo.

Pinceladas de la autora

Silvina Inocencia María Ocampo y Aguirre (28 de julio de 1903 – 14 de diciembre de 1993) nació en Buenos Aires, Argentina. Hablaba y escribía francés, inglés, italiano y español. Era una mujer muy culta e inteligente. Antes de dedicarse a la literatura, fue poeta y cuentista, probó con la pintura, pero se desilusionó muy pronto. Comenzó a escribir a los 34 años. Su primer libro de cuentos Un viaje olvidado, 1937, causó mucho revuelo en su hermana mayor Victoria Ocampo, editora de la Revista Literaria Sur: “¿Quién es esta hermana que escribe tan extraño y, sobre todo, que recuerda tan diferente? ¿Qué está haciendo Silvina con la memoria? ¿Qué es esta infancia perversa y pervertida que cuenta en estos cuentos cortos, extravagantes, tajantes?”.[i] Se casó con el escritor argentino Adolfo Bioy Casares. Sus últimos diez años de vida los pasó en medio de la angustia del alzhéimer.

Envejecer es es no poder olvidar lo que se olvida. Nunca pienso que soy vieja ahora que soy vieja; es un ejercicio demasiado brutal este cambio inmerecido.

Los retratos apócrifos

De qué va la historia “La expiación”

Antonio llama a su mujer, narradora del cuento, y a su mejor amigo Ruperto, al cuarto del fondo de la casa para mostrarles una prueba con ayuda de sus canarios. La mujer piensa que probará que Ruperto no es ciego, más bien, loco. Antonio comienza una especie de suerte con los canarios, que activa los recuerdos de la mujer que van y vienen, del pasado al presente.

Razones para leer “La expiación” de Ocampo

Decidí compartir “La expiación” no porque, a mi juicio, sea el mejor de los cuentos de Silvina Ocampo, sino porque ella lo eligió para formar parte de la Antología de Literatura Fantástica.

Me gustaría haber encontrado sus razones para incluir ése y no otro, pero no tuve éxito. Si alguno de ustedes sabe algo al respecto, no dude en compartirlo en los comentarios.

Si escucho a mi lado no profesional, pienso que haber seleccionado “La expiación” fue un guiño para Bioy y Borges, sobre todo porque encuentro similitudes entre el cuento y la vida real.

Por ejemplo, el cuento trata de tres personajes: Antonio, Ruperto y la narradora. Antonio y Ruperto son íntimos amigos que pasan mucho tiempo juntos en casa de Antonio y la narradora, tal y como sucedía en la vida real con Bioy Casares, Borges y Silvina. Otra coincidencia: Ruperto se quedó ciego, al igual que Borges; y Antonio tiene ojos azules como Bioy.

En el cuento, Ruperto tiene una pasión misteriosa por mirar a la mujer de Antonio, lo que me hace pensar: ¿habrá sido así en la realidad? ¡Por supuesto que no! A mí que me molesta que me pregunten si lo que escribí, me pasó, y yo salgo con lo mismo. Y como ya me estoy mal viajando con hipótesis “chismescas”, mejor regreso a las razones de por qué leer “La expiación”.

  1. El título dota de significado al cuento, ayuda a comprender el tema que se aborda. Además es simple, pero a la vez profundo, sólo un artículo y un sustantivo: La expiación.
  2. El manejo del tiempo diferenciado por el tipo de letra (el presente, normal; el pasado, en cursiva) es un acierto y muestra respeto al lector. Silvina nos advierte que habrá cambio de tiempo para no confundirnos entre el presente y el recuerdo. Recurso eficiente y ágil.
  3. El hilo de tensión en el cuento se sostiene en descubrir qué es lo que quiere demostrar Antonio. ¿Qué quiere decirles a través de los canarios que obedecen con la pura mirada?
  4. Los temas de los celos, la venganza, la culpa, la expiación están entretejidos con puntos finos, delicados que horrorizan; el contraste es delicioso.
  5. El manejo sensorial en la narrativa de Silvina es muy disfrutable. La manera en que el sentido de la vista se explota es sorprendente y, a pesar de que es reiterativo, no se desgasta, al contrario, va sumando al efecto del cuento.

Sugerencia de lectura

Portada La hermana menor

Esta vez, en sugerencia de lectura, te recomiendo el libro de Mariana Enriquez: La hermana menor. Un retrato de Silvina Ocampo, donde podrás leer más sobre su vida.

Y el documental Las dependencias realizado en 1999 bajo la dirección de Lucrecia Martel.


Dónde puedes leer el cuento La expiación de Ocampo

Ahora sí, estás listo para leer Cuento La expiación.

Por si es de interés

Otro de los cuentos más interesantes de Ocampo: Cornelia frente al espejo llegó a la pantalla grande en 2012 con el director Daniel Rosenfeld.


[i] Enríquez, M. (2018), La hermana menor. Un retrato de Silvina Ocampo. Barcelona: Anagrama, p. 102.

Fuentes de consulta


Otras entradas de Razones para leer el cuento…

El pez más chico
Mención Honorífica del Premio Nacional de Cuento Beatriz Espejo 2018.
La lista del súper
Cuento "La lista del súper" de Adriana Ayala publicado en Caleidoscopio XII, (2015), …
Mujeres de revista
https://www.moma.org/audio/playlist/307/3966

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.