¿Por qué el ladrón de Rosín?

El cuento y el blog

¿Les ha pasado que escriben sobre un tema con cierta estructura, forma, estilo y resulta que ya hay algo escrito así? Claro, con sus diferencias, pero la idea, similar.

Uno de mis grandes profesores, Juan Antonio Rosado, decía que no hemos llegado al posmodernismo, que seguimos en el modernismo porque no hemos aportado algo diferente a lo ya hecho. Coincido plenamente. Si lees a los clásicos, descubres que mucho de lo que consideramos nuevo, ya se había escrito antes. Basta con leer el Quijote para saber que todo ya está ahí, en cuanto a la forma de narrar, las técnicas literarias… (Por eso, si te dedicas a escribir, es una obligación moral leer y leer y leer).

Alguna vez escribí un cuento para teatro, pensándolo como si fuera a representarse, sobre la idea del destino, a través de un escritor que funciona como especie de Dios que da y quita vida al ente de ficción, al que titulé “El ladrón de Rosín”. Más tarde, conocí a Miguel de Unamuno, escritor y filósofo español. Eso de que lo conocí es un decir, lo correcto sería decir que leí algo de lo mucho que escribió, cultivó varios géneros: novela, ensayo, teatro, poesía, cuento. El punto es que cuando leí su nivola Niebla (1914) me enamoré y descubrí lo insignificante que era mi cuento y que alguien más ya había escrito sobre lo que creí una manera diferente de contar, aún así, se los compartiré porque, además, es la semilla de este blog de cuentos. 

Niebla es un ejemplo genial, creativo, lúdico, humorístico, irónico sobre la metaficción, sobre la filosofía, la metafísica, que además pueden conseguir fácilmente en la red. Me parece una genialidad cuando Unamuno y el protagonista de Niebla, Augusto Pérez, conversan sobre la idea de que los personajes de ficción no están muertos ni vivos porque no existen, son producto de la fantasía de los escritores y lectores. Sólo se muere el que está vivo y al no tener vida es imposible morir, se es inmortal. Después, viene la pregunta que fue el origen del blog El ladrón de Rosín: 

¿Quién le da alma a un personaje: el autor o el lector?

El blog El ladrón de Rosín es un medio que promueve la lectura, el acto de magia donde se termina de crear el alma de un personaje.

Más allá de despertar su curiosidad por leer a Unamuno -quien nació en este mes, el 29 de septiembre-, y espero haberlo logrado, me gustaría que el personaje de mi cuento en cuestión el ladrón de Rosín cobre vida, y para que eso suceda necesito de ustedes. 

¿Qué les parece si hacemos magia? Ya luego me cuentan si les gustó o no. Aquí va pues el cuento “El ladrón de Rosín”. De antemano, gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.